domingo, 27 de mayo de 2012

Brindo por tu orgullo sumiso

   




   Uno de los temas más comunes tratados en los sitios web referidos al BDSM es la demanda de muchos hombres casados que desean ser iniciados en la dominación femenina por sus esposas. Nunca dejaré de  agradecerles a estos valientes caballeros su contribución en la cruzada para sacar al sado de los sótanos oscuros donde habitan los crueles castigadores y las doncellas místicas para llevarlo a los luminosos dormitorios de las personas comunes que lo utilizamos para una vida sexual más plena y feliz. Pero no puedo negar que me llama la atención la abrumadora mayoría de hombres que manifiestan sus deseos de comenzar a ser dominados por sus parejas frente al relativo bajo número de mujeres casadas que desean dominarlos.

   La mayoría de las autoras que han tratado este tema (Elise Sutton, por ejemplo) generalmente exponen la brecha que existe entre los deseos masculinos de ser dominado (fantasías) y por otro lado, la necesidad de la mujer de alcanzar una sexualidad plena de pareja (realidad). Si ambos mundos presentan coincidencias, fantástico. El problema más común se plantea cuando la mujer encuentra desagradables las fantasías de sumisión masculinas. 

    Por lo general, se expone como primer paso indispensable para lograr transformar a una esposa convencional en una Dominante, que el hombre renuncie a sus fantasías más concretas. Vestir a su dama con las prendas más sexies para adorarla, facesitting, feminización, sodomización, flagelación, fetiches diversos, adulterio consentido, todo aquello que motivó ensoñaciones y masturbaciones,  todo, todo, todo a la basura. O por lo menos, dejado de lado. Me resulta particularmente irónico que se postule que el primer paso para una sexualidad feliz en la pareja sea que una de las partes renuncie a sus más profundos deseos. Por otra parte, las chicas que cobran por sus servicios sexuales podrían explicarles a estas autoras hasta donde es capaz de llegar un hombre fantasioso y fetichista y cuanto es capaz de pagar con tal de cumplir sus sueños.

    El segundo paso recomendado suele ser dedicarse a complacer  a la mujer. Poner a la mujer en primer plano como ella desea de ser tenida en cuenta. Las autoras te aconsejan conocer los gustos de tu esposa, complacerlos, agasajarla, atenderla, ocuparte de tareas domésticas. Así se supone que ella le tomará el gusto a ser dominante y poco a poco irá tomando cada vez más las riendas de la vida en pareja. Lo que olvidan decir es que, si bien para ese entonces las fantasías primordiales del hombre que lo motivaron a iniciarse como sumiso están en el tacho de basura, eso no significa que hayan muerto. Siguen gozando de buena salud. Sólo que para entonces, parece que él se ha alejado más todavía de su ideal. Una cosa es que alguien te diga No a tus deseos. Otra cosa es que te digan que debes cambiar tus deseos por otros.

   Cuando leo estas cosas pienso, sólo los hombres sumisos son tan caballeros y buenos maridos? Un hombre vainilla  que ama a su esposa pero sin siquiera tener la más remota idea de lo que es la Dominación Femenina, no cumpliría perfectamente con dichos requisitos? Todo marido atento y amoroso con su esposa es un sumiso?

     Por otra parte, y yendo más profundo, podríamos preguntar: la concreción de una relación doméstica Mujer Dominante / hombre sumiso es un fin en sí mismo, un objetivo a lograr como quien logra concretar un ascenso o debe ser una manera de ser más felices ambos gozando de la sexualidad y el amor? Cómo puede un hombre ser feliz junto a su pareja si sus fantasías sexuales más acariciadas han sido dejadas de lado?

    Yo estoy segura que si la mujer realmente confía y cree en el amor de su marido y analiza el tema sin prejuicios superando ese miedo que la inmoviliza, la mayoría de las fantasías que los hombres suelen presentar en este terreno (siempre hay excepciones, por supuesto) implican un abrirse a su compañera con respecto a sus deseos más profundos. El está intentando establecer con ella una ligadura mucho más fuerte que la que tenía hasta ese momento. Ella puede partir de ese punto para iniciar una maravillosa aventura en donde la Dominación puede ser mucho más que sexual. Una mujer inteligente no debería descartar ninguna fantasía de sumisión por disparatada que le parezca si cree firmemente que está impulsada por un genuino sentimiento amoroso sino que puede aprovecharla para llevar a ese hombre hacia la sumisión para luego profundizar juntos un camino  que aumentará sensiblemente la comunicación y el romance. 

   El argumento generalmente utilizado para descartar las fantasías propuestas por el hombre es que para ser un buen sumiso, y mucho más en el terreno de la dominación doméstica, el hombre debe despojarse de su orgullo. Yo creo que este diagnóstico es equivocado. Quizás torpemente pero con sinceridad, además de abrirnos su alma, ellos están expresando algo muy importante.  Su aspiración es convertirnos en las damas de su fantasía. Nos están predestinando al sitial más alto que un hombre destina a una mujer, el sitial de la amante ideal. A través de ese deseo no nos están diciendo otra cosa que cuanto nos aman y cuanto más desean amarnos.


    Alzo mi copa y brindo por tu orgullo de varón indómito, a los pies de Ella. 
      

  
Dominación femenina por Sardax

16 comentarios :

  1. No podría estar mas de acuerdo con cada palabra de esta entrada.

    La web está repleta de esas absurdas recetas que lo primero que le dicen al sumiso es que debe renunciar a nada menos que sus fantasías.

    Y la prueba de lo absurdas que son, es que el universo virtual está repleto de posts en foros y blogs de maridos que han seguido estas recetas al pie de la letra y -con mucha suerte- dicen estar "estancados".

    No he visto un solo testimonio que de fe de que con solo la atención y la adoración "anónimas" un buen día su esposa vainilla se transformó en el Ama de sus sueños.

    Porque eso es lo que buscamos: No buscamos el "Ama de Internet", sino el "Ama de nuestros sueños" y por el Ama de nuestros sueños, haríamos hasta lo imposible.

    Claro que de lo que hablo es de un verdadero sumiso y no de alguien que solo quiera que se le cumplan un par de fantasías (lo cual es legítimo también, pero es otro tema).

    Si se es un verdadero sumiso, el primer paso debe ser estar dispuesto a servir, adorar, complacer, hacer mas fácil la vida de su Mujer. El segundo, admitirlo francamente. No entiendo a los hombres que dicen "no saber como encararla"...¡es tu Esposa! la mujer con la que elegís compartir tu vida...¿y le vas a esconder lo que sentís?

    ¿Miedo al rechazo? Es lógico. La negativa es una posibilidad. Pero siempre es mejor la certeza frente a la duda y siempre es mejor la franqueza, frente al engaño.

    Saludos. santi{DMA}

    ResponderEliminar
  2. santi{DMA}, Gracias por participar. Yo siempre digo que la mujer que reclama al hombre renunciar a sus fantasías, no lo conoce.

    ResponderEliminar
  3. Blues_Local{MS-G}28 de mayo de 2012, 12:21

    Se me ocurre q siempre habra tantas visiones sobre un tema, como lectores del mismo. Y podremos entender o no, aceptar o no y rechazar o no la postura de la persona a la q nos acercamos. Creo q de eso se tratan las busquedas, de acercarnos al ideal de pareja con la q llevar adelante las fantasias de ambos.
    Yo soy de los q piensan q no soy sumiso del universo Dominante, sino de quien conquiste en mi la decision de serlo. Es un camino de mutuo aprendizaje, conocimiento y apertura, pero sobre todo de permitirse ser, estar y disfrutar...y en mi caso al menos, lo q marquen los libros, o gurues del BDSM, me tiene sin cuidado.
    Hermosa columna, como todas. Un placer leerte.
    Saludos B_L{MS-G}

    ResponderEliminar
  4. Me había perdido esta columan es brillante, nada mas orgulloso que saberse sumiso de la Dama de tus sueños-

    Me sumo a las palabras de Santi{DMA} "No entiendo a los hombres que dicen "no saber como encararla"...¡es tu Esposa! la mujer con la que elegís compartir tu vida...¿y le vas a esconder lo que sentís?"

    ResponderEliminar
  5. Esto no es un artículo....es la melancólica Historia de Mi Vida...gracias por ponerlo en palabras...

    nini

    ResponderEliminar
  6. Gracias a todos por sus comentarios y por mantener VIVA esta columna, escrita hace más de un año.

    A los que lo viven, a los que fantasean y en especial a Niní....siempre hay un futuro esperándonos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a usted mistress Roxy,por tan exelente comentario,durante mi matrimonio,mientras duro siempre en el sexo fuy un sumiso,ella y yo nos salia natural,fuimos muy felices durante 26 años

      Eliminar
  7. Nada más cierto. Estuve un tiempo alejada, pero regresé. Besitos
    Lady Kary {marcia31}

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Lady Kary!! Cuantas historias juntas! Besos y gracias por compartir

      Eliminar
  8. Mi más sincera enhorabuena, se lo acabo de enviar a mi mujer, espero una buena conversación sobre el post y, con suerte, dar un pasito más en la dirección correcta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pondría muy feliz, Carlos, saber que mi columna te ha sido útil en tu matrimonio.

      Eliminar
  9. genial, bastante duro es el dia a dia...disfrutemos de lo que nos hace felices...relaciones de pareja serian mas duraderas si realmente nos conociéramos???

    ResponderEliminar
  10. A veces el problema en una pareja es que los dos son sumisos. Él es sumiso y fantasea con que ella le domine, pero resulta que ella también es sumisa y tiene la misma fantasía de ser dominada. Es cuando o bien deben separarse, o bien buscar amos cada uno por su lado, o bien un ama o amo para los dos si cabe.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...