lunes, 7 de junio de 2021

Monique Von Cleef, Queen of Humiliation

 



   El 21 de diciembre de 1965, la policía de la ciudad de Newark, en el estado norteamericano de New Jersey, realizó un allanamiento en una casa privada que ocultaba un paraíso de placeres para hombres masoquistas y arrestó a su responsable, Monique Von Cleef, bajo cargos de obscenidad y prostitución. Durante el juicio, la prensa se encargó de regodearse con lo que ya en los años sesenta era un secreto a voces: la existencia de gabinetes sadomasoquistas en donde dominatrices especializadas en castigos y ataduras torturaban y humillaban a sus clientes.

   Durante el juicio posterior, la lista de clientes de Monique Von Cleef reveló muchos nombres importantes de varios países. Muchos de ellos testimoniaron con valor expresando su gratitud y devoción hacia Monique, destacando que sus servicios eran fundamentales para hallar un alivió al stress de la vida cotidiana. Cuando se supo que la casa de Monique se llamaba The House of Pain y ella era The Queen of Humiliation, los titulares comenzaron a explotar el morbo de la azotadora cruel, como lo muestran las siguientes imágenes tomadas de revistas de la época. 















   Como llegó Monique Von Cleef a ser The Queen of Humiliation?

   En la vida de Monique, realidad y fantasía se mezclan hasta tal punto que las informaciones que podemos encontrar sobre ella en Internet son confusas y hasta contradictorias. Casi con seguridad, nació en Holanda en 1925 con otro nombre y sobrevivió como pudo junto con el resto de su familia a la ocupación nazi. Desde niña fue muy precoz y curiosa para el sexo, se masturbaba sin represiones y rápidamente se descubrió dueña del poder sexual de atraer a los chicos y de divertirse gracias a la sumisión que despertaba en ellos.  

   Ya mayor de edad, dio un paso enorme cuando se mudó a Amsterdam. Sus estudios en enfermería le permitieron conocer en profundidad las respuestas del cuerpo humano a determinados estímulos físicos. El resto lo hizo su belleza, su desprejuicio y su natural inteligencia. Viviendo en pareja con otra mujer, se introdujo cada vez más en ambientes homosexuales y vanguardistas, absorbiendo como una esponja todas las experiencias a su alrededor; es posible que así haya conocido las prácticas habituales del BDSM y a los hombres que ansiosamente deseaban ser sometidos y humillados por mujeres.  

   En algún momento indeterminado, cerca de sus treinta años, Monique aparece como segunda fusta en el gabinete de una dominatriz holandesa conocida como Gonda. Fue en ese ámbito donde nace formalmente Monique Von Cleef, Queen of Humiliation. Amante y amiga de Gonda, Monique disfruta de las experiencias de dominación pero las ideas que va desarrollando van mucho más allá del cuero y los azotes. Monique comienza a comprender lo que es tan básico para las dommes y sus adoradores como incomprensible para los profanos: la profunda necesidad que muchos hombres tienen de entregarse como esclavos a una mujer de características fetichistas que además los comprenda y sepa escucharlos. Una pulsión que es tanto física como espiritual. En aquellos años de iniciación, Monique comienza a agregar la empatía personal a la teatralidad del sadismo. Presenta su sesión como una forma de terapia sexual para hombres que gozaban con aquella forma de sexo maldito que la sociedad convencional rechazaba. Ellos no podrían haber revelado nunca aquellos deseos secretos a sus esposas o amigos sin ser etiquetados de enfermos o directamente criminalizados. Además del placer físico y visual que sentían al ser dominados sexualmente por una bella mujer vestida de cuero, se sentían contenidos y aliviados por el trato que Monique les ofrecía. Con Monique Von Cleef, la experiencia sado era liberadora.

   Para 1963, Monique se instala en los Estados Unidos buscando cambiar de aires. Vinculándose rápidamente con el submundo homosexual de New York, encontró un inmenso campo fértil para sus sesiones. Durante los dos años siguientes, Monique se relacionó con hombres venidos de todo Estados Unidos y de otros países que la buscaban para ser sesionados en su departamento privado. Ante el constante crecimiento de la demanda y buscando algo más de privacidad y espacio, se trasladó a la vecina y más tranquila New Jersey. La nueva casa de Monique tenía doce habitaciones, cada una de ellas ambientada y equipada con toda la parafernalia sado que se pueda imaginar. Era La Casa del Dolor, The House of Pain. Con su exótico acento holandés, que a los hombres les sonaba alemán, su pelo corto rubio, sus altas botas y su látigo, Monique Von Cleef era el estereotipo sexy de la cruel carcelera nazi, The Queen of Humiliation, una verdadera reina del sado. Sus avisos comenzaron a aparecer en las primeras publicaciones fetichistas como Exotique y Bizarre Life y sus clientes se multiplicaron. Quizás ese fue su gran error: llegar a ser demasiado exitosa en un negocio clandestino que debía permanecer en las sombras para poder prosperar.


Monique Von Cleef , declarada inocente


   A finales de 1965, Monique Von Cleef fue detenida y procesada. Pese a una primera sentencia en contra, fue declarada inocente un par de años después. El tribunal sostuvo que los agentes de policía habían buscado ilegalmente documentos de su casa violando sus derechos y su privacidad. Aprovechando la repercusión del caso y su fama mediática, Monique se mudó a la más liberal San Francisco donde llevó su acting sado a clubes de striptease, mostrando en público y sin miedos toda la espectacularidad visual del Femdom fetichista. Durante sus shows solía monologar y dialogar con los asistentes promoviendo una visión sexy y positiva de la dominación femenina, sin temores ni prejuicios. Un aporte enorme para aquellos tiempos, que disfrutamos hoy quienes amamos esta forma de sexualidad.

   Pese a que los shows de Baroness Monique Von Cleef, el nombre con el que se presentaba en público, eran un éxito, Monique decidió prudentemente retornar a Holanda cuando su visa estaba a punto de vencer para evitar más conflictos con la justicia estadounidense. En The Hague no le costó demasiado reconstruir su lista de esclavos y volver a ganar fama y dinero. En 1973, ya casi a los cincuenta años de edad, publicó The House of Pain: The Strange World of Monique Von Cleef, The Queen of Humiliation. Su libro sigue siendo considerado una Biblia de la dominación sádica femenina. 





   Una de las más célebres leyendas sobre Monique tiene que ver con su aproximación al mundo del cine. El director Barbet  Schroeder  quiso reunirse con ella para comprender mejor el mundo de las dominatrices profesionales que reflejaría en su film Maitresse de 1975. Schroeder quería componer con realismo tanto al personaje de Mme. Arianne, interpretado en la pantalla por Bulle Ogier, como a los esclavos, las técnicas sadomasoquistas y en especial, a los aspectos psicológicos de la relación Dómina – esclavo. Schroeder se interesó especialmente en el rol de Monique como sadoterapeuta para enfatizar el carácter dominante de Arianne desde un ángulo más psicológico que morboso. En el film, el poder femenino que Arianne despliega no es una fuerza destructiva que oprime a sus esclavos sino todo lo contrario. Aquí, algunas escenas del film.





   Monique Von Cleef falleció en el 2005 a los ochenta años. Sus últimas tres décadas las pasó entre Holanda y Bélgica, alternando con algunos viajes a Estados Unidos donde era recibida y aclamada en los clubes leather y BDSM como una celebridad. La revistas kinky le dedicaban páginas enteras en sus reportajes y cuando concurría a fiestas en clubes fetish, las bellas dominatrices de los años ochenta se daban de codazos para sacarse fotos a su lado. Ya no era sólo The Queen of Humiliation, era también y cariñosamente, The GrandMom. Imagino lo gratificante que habrá sido para Monique tomar conciencia de la enorme dimensión que había tomado ese mundo tan sado, sensual y femenino en el cual ella había ingresado de joven cuando sólo era un ghetto clandestino y marginal y al que tanto había contribuido a engrandecer.






Monique Von Cleef, en su espléndida madurez



martes, 1 de junio de 2021

Cosplay Catwoman

 

  Sé que alguna vez deberé esmerarme e investigar bien a fondo para así postear como corresponde en castellano la historia completa y detallada de la más Femdom de las heroínas de comic. La eterna felina inspiración para tantas chicas que se inician en la dominación femenina y el fetichismo. Por ahora, me conformo con re-postear lo que escribí como introducción cuando la presenté en mi blog, allá por 2014, en Heroínas Femdom. Los Comics

   Creada en 1940 por Bob Kane y Bill Finger, Catwoman fue en sus inicios simplemente La gata, una mujer que se disfrazaba para robar joyas. Según las propias palabras de Kane, él y Finger pensaron en una gata como la antítesis del murciélago. Su nombre real, Selina, deriva de Selene, la diosa griega de la Luna y a través de décadas de historietas, se mostró como un personaje femenino de mente compleja en sus relaciones de amor - odio, siempre en el borde de la criminalidad pero sin llegar a ser una asesina. La serie televisiva Batman de los años sesenta la popularizó de la mano de la hermosa Julie Newmar. Julie es la diosa que inmortalizó el catsuit, la máscara y las orejitas gatunas. El catsuit ya era por entonces el dresscode favorito de las villanas de historieta; el usado en la serie fue confeccionado en lurex especialmente para Julie y hoy se exhibe en las vitrinas del Smithsonian Institute. Julie fue Gatúbela en las dos primeras temporadas y debido a sus otros compromisos fue reemplazada por Eartha Kitt en la serie y por Lee Meriwether en la película basada en la misma.

   Si bien el látigo era una de sus armas favoritas, fue recién en 1987 cuando Gatúbela se revela como una dominatriz gracias a que Frank Miller reformula su personalidad en la aparición de Batman Year one. El carácter dominante de la nueva Catwoman es el que predomina en el film de 1992, Batman returns, de la mano de Tim Burton y con Michelle Pfeiffer inmortalizada detrás de la máscara, las botas, los labios de rouge y el catsuit de vinilo. 

   Con los años, el entusiasmo por Gatúbela no decae. Extraje de Pinterest estas fotos de cosplayers y modelos para compartirlas en mi blog. Purrrrrfect. 


Enero. Aigue Marine




Febrero. Ana Aesthetic





Marzo. Cosplay Butterfly




Abril. Geode Fox




Mayo. Ivy 95





Junio. Kelevar





Julio. Milligan Vick





Agosto. Rei Doll





Septiembre. Shiro Ang





Octubre. Siradze





Noviembre. Susan Wayland






Diciembre. Yaya Han



miércoles, 19 de mayo de 2021

10 Sensuales y Femeninas. Ladies in boots. El siglo XXI on stage (2017 - 2019)


   En estos tiempos tan duros, estando obligada al aislamiento y a la falta casi absoluta de vida social, me gusta lanzar esta botella al mar esperando que alguien sensible a mis gustos la encuentre. Quiero recordar un tiempo en que era feliz inspirándome en bellas damas, como por ejemplo éstas diez. Mujeres inspiradoras que rompían pasarelas y escenarios con sus taconazos y me aceleraban el pulso de mi pasión por las botas. Estos diez videos de boteras en vivo abarcan los últimos años pre pandemia: de 2017 a 2019. 

   Ojalá te gusten tanto como a mí y los disfrutes con la misma sensación de nostalgia que me invade mientras rememoro aquellos tiempos esperando volver a lucir mis botas en público en mis queridas discos swingers, en un futuro que espero no sea demasiado lejano.


Ladies in boots. El siglo XXI on stage (2017 - 2019)






Becky G en los Latin America Music Awards, 2017





Puesto 10.  Megan Thee Stallion. (Hip Hop Awards, 2019). 

Pelo largo negrísimo, tetas turgentes a punto de escapar del ajustado y brillante body de latex azul, botas largas rojas que sostienen un enorme culo bamboleante y una boca sensual que rapea las letras mas sexuales y guarras. Mi diosa total de estos tiempos es Megan Thee Stallion. Gozala sin culpas y servite sin moderación.






Puesto 9. Philippe Blond. (Disney Villains, The Blonds, 2019)

David y Philippe Blond son una pareja de diseñadores de la ropa más excitante, teatral y glamorosa que he visto en los últimos años. The Blonds. Philippe además las luce en los desfiles y es una modelo supersensual. En este show del 2019, toda la temática giraba alredededor de las villanas de Disney. Philippe desfila en botas altas de suela roja con un traje con hombreras y cadenas más su clásica peluca rubia extralarga. Les recomiendo investigar en YouTube todas las colecciones de The Blonds y prestar atención al erotismo y actitud que despliega Philippe en la pasarela. 







Puesto 8.  Beyoncé. (On the Run II Tour, 2018)

Por donde va Queen Bee, allá va el fetiche. En vinilo negro brillante, Beyoncé elabora esta parte de su show OTR II como si fuera un dueto con ella misma en las pantallas, cantando fragmentos de sus canciones. Verla moverse entre sus coristas con esas piernas en botas y su pelo enrulado es un espectáculo en sí mismo. 






Puesto 7.  Dominique Jackson. (Disney Villains, The Blonds, 2019)

Me enamoré de Dominique Jackson cuando la vi en su rol de Elektra Abundance, la dominante transexual que arrasa en las discotecas del circuito under neoyorquino en la serie Pose. Una serie que recomiendo muchísimo para empaparse de todo el glamour travesti de los años setenta. Dominique es actriz y modelo trans nacida en Trinidad y Tobago. Aparece en toda su majestad en este desfile - show de The Blonds luciendo un corsette con accesorios que remite al traje de MaléficaA no perderse los segundos posteriores a 0:40 min: la imponente teatralidad con que luce su traje y sus largas uñas negras.






Puesto 6.  Natalia Oreiro. (Moscú, 2019)

En una de sus tantas giras por Rusia, en donde lleva años siendo aclamada, Natalia Oreiro se presentó con este look tan sexy: minivestido en vinilo negro, coleta larga en el pelo y botas plateadas.  Filmada en algún teatro de Moscú y bien cerca del escenario, Natalia canta su hit Tu veneno






Puesto 5.  Dua Lipa. (The Voice Live Finale, 2019)

The Voice es un concurso de canto de la televisión norteamericana que suele presentar actuaciones de artistas consagrados. Dua Lipa apareció en el show final de diciembre del 2019 en botas plateadas más corpiño y falda también plateados. La canción; Don´t start now. 






Puesto 4.  Jennifer Lopez. (It´s my party tour, 2019)

Cuando se escriba la historia de las botas de este tiempo, estoy segura que se hablará de Jennifer Lopez como nosotras hablamos de Brigitte Bardot cuando nos referimos a las botas de los años sesenta. No hay show de Jennifer que no pueda ser visto como un magnífico show de estilo de botas. En esta parte del It´s my Party Tour del 2019, para la canción Dance again, las botas son verdes, sí VERDES, acompañando su traje de bailarina que, por supuesto sirve para que Jenny ofrezca a la audiencia un buen primer plano de su culo monumental. Filmado al lado del escenario, no se pierdan los segundos que siguen a los 2:45 min. 






Puesto 3.  Becky G. (Latin America Music Awards, 2017)

Vestida para matar en vinilo rojo con vivos negros y con botas negras, la morocha reggaetonera latina más caliente canta su hit Mayores, acompañada por Bad Bunny. A ella los hombres le gustan mayores porque son los que le mandan flores y la vuelven loca. Becky G es Rebecca Gómez, californiana de sangre mexicana nacida en 1997.






Puesto 2.  Ariana Grande. (Billboard Music Awards, 2019)

7 rings es uno de los videos mas sissies de Ariana Grande que además es toda una reina botera en sus actuaciones en vivo. Esta puesta en escena de la canción también es deliciosamente mariquita, desde la aparición de Ariana en un auto rosa arriba del escenario hasta los accesorios rosados que llevan ella y sus coristas y las botas blancas de plataforma y taco aguja que calza Ariana. 



 

Puesto 1.  Bebe Rexha. (Victoria´s Secret Fashion Show, 2018)

Una mujer bella en un par de altas botas rosas siempre se merecen mi primer puesto. En el paradisíaco entorno que le dan las angelitas de Victoria´s Secret que desfilan bailando junto a ella, Bebe Rexha canta I am a mess totalmente vestida de rosa con maquillaje de ojos y uñas largas al tono. 






Bebe Rexha, toda en rosado


miércoles, 12 de mayo de 2021

Champagne en tacos altos

 



   Cuenta la leyenda, una de esas leyendas que nadie sabe si tienen algo de verdad pero que siempre nos gusta contar, que las cortesanas de París que animaban los cabarets de la Belle Epoque solían compartir momentos íntimos con sus ricos adoradores en donde por supuesto corría el champagne. El detalle morboso era que aquellos hombres gustaban de beber champagne servido dentro de los zapatos ballerinas que en aquel tiempo usaban aquellas legendarias cocottes. 

   La leyenda sigue viva. A más de un siglo de aquellos tiempos, algunos célebres modistos del calzado femenino como el inglés Rupert Sanderson, el francés Christian Loboutin y algunos otros, ofrecen en lujosas presentaciones botellas de champagne junto a las copas. El detalle erótico es que las copas tienen forma de zapatos stiletto. El champagne se sirve en el talón de la copa y el taco funciona como el vástago de la misma. 

  La vieja y querida revista española Tacones Altos, de lectura obligada para quienes nos iniciamos en el fetichismo en los años noventa, solía presentar en sus reportajes fotográficos a bellas modelos con ropa fetichista a las que el editor gustaba presentar como mujeres que realmente llevan un estilo de vida que podríamos llamar de tacones altos. Me gusta imaginar a cierta clase de damas de hoy, agasajadas en la barra de un lujoso hotel o en una habitación cinco estrellas, por caballeros que les sirven champagne en estas copas tan glamorosas. Ojalá que al igual que aquellas bailarinas francesas de la Belle Epoque, estas señoritas y señoras lleven un estilo de vida de tacones altos que haga honor a semejante brindis.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...