sábado, 29 de enero de 2022

De como el coronavirus promocionó la moda fetish

 
   La moda y el fetichismo son una pareja formada hace siglos pero que recién en los años sesenta se dio a conocer masivamente. Hay épocas grises en que parece que la moda lo abandona pero Don Fetiche siempre vuelve. Veamos algunos ejemplos de los últimos meses. Kim Kardashian en la Met Gala 2021, envuelta en un catsuit de Balenciaga de pies a cabeza o el look sado – policial de Madonna  en la ceremonia de los VMA 2021. 



Madonna




Kim Kardashian



   En el caso de Madonna, nunca está demás recordar lo que ella ha significado para la masiva salida del closet del BDSM, el fetichismo y la dominación femenina. Lo de Madonna es simplemente, la confirmación de una tendencia personal hacia la audacia y la transgresión. Es la diosa de la provocación, la reina de las botas y las fustas, la autora de los candentes clips fetichistas, la autora del libro Sex, que escandalizó a la América puritana de los noventa. 

   El resurgimiento de la moda fetichista es en parte una reacción al confinamiento, explicó el sociólogo británico Andrew Groves, quien dirigió en Londres la obra conceptual Undercover, una exposición que revisaba la vinculación entre la moda y el uso de barbijos y máscaras faciales durante la epidemia de coronavirus. Podría decirse que la pandemia y la obligación de usar una máscara han podido alimentar fantasías que sexualizan el confinamiento y la restricción. Esto significa bondage en estado puro.


Moschino 2020



   Según la definición más común, fetichismo es una excitación sexual en respuesta a un objeto o parte del cuerpo que no es típicamente sexual, por ejemplo, cierto tipo de ropa o de maquillaje. Sin embargo, no fue hasta los años sesenta y la llegada de  vanguardistas como Pierre Cardin o Vivienne Westwood que el fetiche se volvió mainstream con la moda. Durante décadas y con variable éxito, los diseñadores han estado jugando con la estética BDSM y superando cada vez más los límites en la ruptura de las barreras de género y en la exploración de la sexualidad. 

   Provocación o venganza contra la pandemia? Quizás un poco de ambos. La pandemia ha reforzado considerablemente el interés de la moda por el fetichismo y los estilos BDSM.  Cuando los contactos sexuales necesariamente se limitan por temores epidemiológicos, gana terreno la búsqueda del placer sensorial a través del contacto con las telas y del uso de las restricciones. Fetichizamos lo mismo que nos restringe. Lo mismo ocurrió en los años ochenta cuando el SIDA parecía una pandemia sin control. En momentos de crisis, la masturbación fetichista nos permite recuperar una sensación sexual de control y a la vez otorga identidad. 

   El fetishwear parece ser más que una tendencia del momento. Significa que quienes lo llevan realmente practican BDSM o son conscientes de lo que representa? Nada es seguro. Sin embargo, si esta moda puede hacer que mucha gente (especialmente mujeres) tengan una mente más abierta hacia la exploración del sexo, habremos sacado algo positivo de esta tragedia colectiva que nos ha abrumado.


Yves Saint Laurent 2020


Balmain 2020


martes, 18 de enero de 2022

Videoteca. Guantes largos on stage. La moda del 2020 - 2021 (II)


   El guante largo volvió con todo! El mes pasado publiqué diez videos de actrices, cantantes y modelos en el 2020 y el 2021 luciendo en sus brazos esta prenda tan sensual y femenina y tal cual lo prometí en aquel momento, aquí está la segunda parte. Si los guantes largos son tu debilidad, no podés perderte de estos diez videos ni tampoco los diez anteriores (los encontrás en este link). 

   Las diez de hoy son Raye, Katy Perry, Ava Max, Margot Robbie, Blake Lively, Miley Cyrus, Camila Cabello, Ariana Grande, Bella Hadid y Dita Von Teese

   A disfrutarlas. 


Raye en los Brit Awards 2021





Miley Cyrus en guantes largos fetichistas





Puesto 10.  Brit Awards 2021. Raye.

Entrevistada por la New Musical Express, Raye nos habla de su nuevo album en la alfombra de los Brit Awards 2021. Guantes rosas. 





Puesto 9.  Good Morning America, dic 2021. Katy Perry.

En una entrevista en los últimos días del 2021 y vistiendo un conjunto muy sissy - doll, Katy Perry cuenta como será su show  programado para el  29/12 en Las Vegas. Guantes rojos.







Puesto 8.  Amfar`s Gala for Our Time 2021. Ava Max.

Ava Max es estadounidense, nacida en 1994 y de etnia albanesa. Muy comparada con Lady Gaga por su tono de voz, estilo y excentricidades, su corte de pelo asimétrico es su marca original. Su carrera arrancó en el 2013. Este es uno de sus mayores éxitos hasta el momento, Kings and Queens, de su album inicial Heaven and Hell. Guantes verdes.   





Puesto 7.  "Birds of Prey" London Premiere 2020. Margot Robbie.

En esta red carpet londinense protagonizada por Margot Robbie, los guantes brillantes combinan a la perfección con el vestido negro y su melena rubia. Guantes violetas. 






Puesto 6.  "The Rhythm Section" New York Premiere 2021Blake Lively. 

Una versión distinta de Blake, más formal, no tan sexy (quizás por su reciente maternidad) que recurre a la elegancia de los operagloves y  las perlas de varias vueltas en el cuello en una red carpet. El vestido negro y los guantes son de Dolce &  Gabbana.  Guantes negros. 








Puesto 5.  Frontline Heroes Tribute 2021. Miley Cyrus.

En botas, pantalones ajustados, guantes y mucho collar, pulsera y anillo, Miley Cyrus homenajea a Blondie con su clásico Heart of Glass. Rock and roll y glamour. Guantes negros. 





Puesto 4.  MTV VMA 2021. Camila Cabello. 

Esta presentación de los MTV Music Awards arranca filmada en blanco y negro y a partir de 1:13 min se vuelve una sinfonía de rojos y negros que resaltan la juvenil belleza de Camila Cabello y sus bailarines con ritmo de salsa. Guantes negros.  





Puesto 3.  Grammy Awards 2020. Ariana Grande. 

Una visión romántica en los Grammys del 2020. Ariana Grande se viste como una Cenicienta moderna en un vestido voluminoso en tono gris perlado, guantes largos incluidos. El autor del diseño es Giambattista Valli. El video muestra diversas partes de la presentación de Ariana acompañada por sus padres y un divertido momento offstage donde tratan de explicarle como moverse con semejantes volados. Guantes grises.






Puesto 2.  Met Gala 2019.  Bella Hadid.

La Met Gala de New York suele ser un desfile de glamour. La del 2021 no fue la excepción y una de las que más dio que hablar fue la supermodelo Gigi Hadid (la puedes ver en este link). Su hermana Bella se lució en la gala del 2019, recubriendo sus largos guantes con interminables pulseras y pedrería. Guantes negros.    







Puesto 1.  Moschino 2021. Dita Von Teese.

Nuestra Número Uno es para una clásica de la elegancia y la sensualidad, Dita Von Teese. Jeremy Scott, director creativo de Moschino, imaginó esta puesta en escena de los años cincuenta que por momentos recuerda a los primeros desfiles de Christian Dior pero con un final absolutamente inesperado. No se lo pierdan. Guantes negros. 






Ariana Grande en los Grammy Awards 2020


viernes, 7 de enero de 2022

Secretos y misterios



 

    Vos no serás de esas que andan con látigo entre las sábanas, no?

   La pregunta aterriza en la mesa cual meteorito eyectado del planeta perdido y árido en donde habita el preguntón: un amigo vainilla de mi sumiso esposo al que solemos ver en algunas reuniones de amigos y que suele soltar la lengua cuando toma una que otra copa de más. Me sonrío con cara de poker y la cosa queda ahí. Es demasiado evidente su deseo de estar bajo esas sábanas y al calor del látigo al que se refería en su inoportuna y espontánea pregunta. Su esposa de toda la vida lo mira con ganas de asesinarlo mientras el pobre, sin darse cuenta de la reprimenda que le espera cuando llegue a su casa, no puede sacar la vista de mis botas Carmen Steffens mientras sigue esperando una respuesta qué decido no darle. Vuelvo a sonreír y no dejo de cruzar las piernas para lucir el largo de la caña y los tacones más las cremalleras doradas que parecen reflejar todas las luces del salón. No doy explicaciones: conservo mi misterio.

   La pregunta irrespetuosa no me sorprende. Estoy acostumbrada a que los hombres reprimidos encuentren en mi presencia una oportunidad de hacer catarsis. A diferencia de los sumisos, los hombres de sexualidad vainilla no tienen a su alrededor mujeres dominantes con las cuales poder compartir deseos y fantasías. No habría mayor liberación para ellos que una relación de dominación femenina, una dominación que todavía conserva un aura misteriosa que la vuelve un mundo de reglas propias, lejos de otras formas.

   Las vestimentas fetichistas, las acciones sexuales pervertidas y la desigualdad de poder caracterizan a la dominación femenina como si la misma fuera un mundo al revés. Los hombres que ingresan de la mano de una Domme por los caminos de este Wonderland femenino lo hacen con ciertos temores pero esperanzados en que serán liberados cuando se sometan a Ella. Vaya paradoja, esclavizado sin remedio ante los caprichos y la altanería de una mujer, para el varón sumiso se abren caminos de goces imposibles de acceder en otro tipo de relaciones. Es esclavo de Ella y libre de sus propios prejuicios. Relaciones de este tipo requieren necesariamente de una dosis de secreto para evitar escarnios o un exceso de preguntas desubicadas como aquella que tuve que escuchar.

   Las normas que rigen dentro de un dungeon femenino expresan los deseos de una mujer erótica y sensual. Es muy diferente a todo, hasta de lo que propone el BDSM convencional, lleno de leyes y reglamentos fundados en argumentos morales, lógicos e igualitarios. Es Ella quien recibe al reo, lo encadena a su lujuria y lo libera de sus ataduras mentales porque sólo vale Su palabra y Sus deseos. Ella no otorga derechos ni se preocupa por los consensos porque sabe que gracias a su comportamiento autoritario y veleidoso, se evapora la absurda responsabilidad social asignada al varón como artífice del placer de la pareja. Es Ella quien disuelve la tremenda presión de tener que estar a la altura de satisfacer sexualmente a una hembra con altos estándares. Así es como él pasa a ser un caballero al servicio de los deseos de la Dama y puede olvidar su falo y su masculinidad, tantas veces poco confiables y causantes de tantas inseguridades. Una mansa esclavitud, un placentero dejarse llevar.

   Hace años, el sexo swinger era el summum morboso de las relaciones prohibidas. Hoy está blanqueado, las parejas abiertas son moda y nadie se asombra demasiado cuando lee testimonios de sus experiencias. Ocurrirá lo mismo con la dominación femenina? Se hablará de Dóminas y esclavos con la misma libertad con la que hoy se habla, por ejemplo, de bisexualidad o de parejas abiertas? Cierta literatura de vanguardia en el mundo anglosajón hace rato que propone a las LFR como un modelo de organización familiar y de pareja. LFR es la sigla que corresponde a Lead Female Relationship; una relación de pareja liderada por la mujer. Pero una dominatriz no es una lead female, es algo más. La dominatriz es la perversión del sexo prohibido, es el vestidor fetichista, el carácter clandestino, el secreto y el misterio. Una lead female es plenamente aceptada en sociedad y hasta apreciada por los círculos de cultura feminista. Una dominatriz, jamás.

   Seremos alguna vez una faceta más dentro de la diversidad sexual? Yo apuesto a que no, por lo menos en lo inmediato. Estoy segura que Wanda mira al vestidor en donde esconde sus pieles, me guiña el ojo y me sonríe con picardía cómplice con un Severin adorándola a sus pies. Nos entendemos muy bien porque en nuestro femenino mundo de sensualidad y misterio, no hace falta que nadie aclare ni revele nuestro secreto. Solamente Nosotras y ellos sabemos que el látigo está entre nuestras sábanas.






sábado, 1 de enero de 2022

Dioses felinos y sus adoradoras II

 

   La mayoría de los dueños de gatos han oído el chiste de que su gato cree que es el rey o la reina de la casa. Si vivieras en el antiguo Egipto, ese acercamiento podría haber sido mucho más cercano a la realidad. Los gatos en el antiguo Egipto eran tan amados que herir a uno era un crimen serio. Se les adornaba con joyas de oro, se les alimentaba con la mejor comida, e incluso se les enterraba con honores dignos de la realeza. Esto no era sólo porque Egipto era una sociedad de amantes de los gatos. Los gatos eran venerados como los animales sagrados de Bastet, una de las diosas protectoras más importantes del panteón egipcio. La mayoría de las deidades en el antiguo Egipto estaban asociadas con al menos un animal pero los gatos recibían un tratamiento muy especial. La razón puede ser porque la diosa gata de Egipto reflejaba perfectamente los muchos beneficios que sus animales daban a la gente del mundo antiguo.

   Con este espíritu ancestral felino inicio este 2022 en mi blog, el año en que cumple diez años de existencia, recordando por segunda vez a las grandes divas femeninas de la historia junto a sus gatos. La primera parte está en éste link

   Ellas son las Bastet que me inspiran. 


Feliz 2022 Sado Sensual y Femenino! 



Enero. Anita Ekberg




Febrero. Audrey Hepburn




Marzo. Brigitte Bardot




Abril. Elizabeth Taylor




Mayo. Jane Fonda




Junio. Jane Russell




Julio. Kim Novak




Agosto. Mónica Vitti




Septiembre. Natalie Wood




Octubre. Romy Schneider




Noviembre. Sofía Loren




Diciembre. Vivien Leigh


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...