viernes, 17 de junio de 2016

Las chicas de Bill Ward





   Bill Ward, neoyorquino de nacimiento y nacido en 1919, es unánimemente considerado uno de los padres fundadores del comic erótico. Su biografía ya fue esbozada en esta entrada de mi Magazine cuando presenté a sus preciosas telephone girls. Hoy quiero recordarlo por segunda vez con otra serie de cartoons que pertenecen al mejor período creativo de Ward, alrededor de los años cincuenta. 

   La primera de esta serie es mi favorita; la chica que vuelve de una fiesta de sexo y le pide a su amiga que le recuerde que nunca más debe ir a una orgía en lo de Mary Jo porque no hay hombres. Se lo dice con cara de cansada, con la ropa arrancada y la piel cubierta de besos femeninos. Si lo sabré yo, no hay nada como una fiesta ladies only para quedar de cama. La siguiente es genial: la chica de grandes tetas que atiende el bar le pregunta al empleado de la construcción que trabaja echando cemento si ya está empezando a ponerse duro. Si lo que está poniéndose duro es el cemento, los pezones de la chica o la entrepierna del muchacho, no lo sabemos. La que le sigue es una vampiresa clásica de Ward que aparentemente sólo sabe pegar cartas con la lengua; motivo más que válido para ser contratada de inmediato.

   En las restantes imágenes, la seducción femenina es para Ward un encantador cuadro de costumbres en donde exhibir con cinismo y humor cómo es esto de las bellas y manipuladoras mujeres que siempre obtienen lo que quieren. Desde la chica que intenta escalar una montaña en tacones altos y le reclama al muchacho que la acompaña debiste dejarme vestir el otro uniforme que uso cuando hago autostop hasta las clásicas putas finas hermosamente enguantadas hasta los codos, fumando en boquillas y envueltas en pieles pagadas por sus acaudalados amantes, Bill Ward siempre pone los puntos con claridad y sin vueltas. Uno de los más grandes maestros del Femdom gráfico. 
































































8 comentarios :

  1. A collection of beautiful, explosive scenes.
    Thank you very much.

    ResponderEliminar
  2. Lo que mas me gusta de las chicas de Bill Ward es esos maravillosos pechos que les dibuja. Son grandes ( seguramente como le gustaban a el) pero son preciosos, no son exagerados como los de otros dibujantes obsesionados con el mismo fetiche. Un excepcional autor sin duda. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pechos como los que te gustaría tanto tener, supongo,
      Besos, mi bonita

      Eliminar
  3. He de decir que en mi libreria sissy tengo un magnífico y enorme libro de Bill Ward con sus voluptuosas y fascinantes mujeres, con vestidos y escotes de infarto. Maravillosa obra la de Bill, todo un referente en el mundo del comic, no hay nadie como el.
    Un beso querida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te has ganado mi envidia por tener ese libro. Un beso, Merce

      Eliminar
  4. Sacando ese asunto de los pechos que no tiene importancia (cof cof cof!!!!! ay que tos!!!!!) Lo que me encanta de Ward es cómo dibuja los pliegues de la ropa, el brillo de los guantes opera o de las botas de cuero. Hay muchos detalles de sombras y texturas que los ha resuelto de forma magistral, aun en trabajos de baja calidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen Comentario de experto, Stiefel. Has dado en la tecla.Muchos dibujantes son especialistas en chicas tetonas pero Ward fue especial.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...