sábado, 25 de julio de 2015

Caricias







   Soy una mujer que ha vivido intensamente la época de los lentos en los boliches durante mi adolescencia. En un momento de la noche, se bajaban las luces y se ponían los temas lentos. Bailábamos apretadas, cuerpo a cuerpo, viviendo la excitación de nuestras primeras aproximaciones al roce físico - sexual. La sensualidad no tan implícita y más bien explícita de la danza y los apasionados besos enviaban  señales vibratorias que amenazaban con destruirnos si no nos incendiábamos en una frenética masturbación al llegar a casa. En nuestros momentos íntimos entre chicas, la danza se volvía horizontal, de serpientes entrelazadas; nos descubríamos acariciándonos, entre risas y jadeos, besando pezones, recorriendo espaldas y piernas, conociendo sexos húmedos y bocas anhelantes que siempre pedían más

   La danza es la perfecta excusa que nos sirve para descubrir cuánto feeling existe entre nosotras y quienes sean nuestros partenaires. Qué gran similitud con la kiné de una sesión sado, sea planificada o espontánea! El roce de la fusta, el spanking, el atar y desatar, la palmada sobre nalgas enrojecidas... todo contribuye a la sensación maravillosa de abastecer nuestra necesidad básica de contacto físico. Me lo han dicho, lo he creído y lo creo; que mi fusta ha provocado más excitación que la mas salvaje de las masturbaciones.

   Muchas de nosotras somos fetichistas. Cómo explicar entonces con palabras ese banquete de sensaciones, el placer del siseo ennylonado de la fina media subiendo por la pierna femenina, el chasquido del flogger o la palmeta, el silbido de una vara, la caricia suave de los guantes de raso y la fálica de las uñas puntiagudas, tan amenazantes y quizá por eso mismo tan subyugantes, el sonido de los tacos aguja en el parquet o la cerámica adivinando los seductores pasos de su portadora, las cremalleras abriéndose y cerrándose. Toda una fiesta de sonidos y sensaciones femeninas reservada a sibaritas del sexo capaces de apreciarlas en su justo esplendor. El placer de la feminización, ese placer visual y psicológico no sería tal si no estuviera potenciado por la sensación voluptuosa de las prendas femeninas deslizándose por una piel masculina. Chiffón, terciopelo, lycra, raso, seda, pieles...podría existir el sissismo si no existiera esa insaciable demanda de sensual y femenina suavidad?

   Amo masturbarme y masturbar. Amo tocar, a veces sin necesitar las manos. Amo el roce, la caricia, el tanteo. Cuántas veces vale más que un montón de palabras? El grado de sensaciones aumenta cuando estos rituales entre cuerpos vienen acompañados con el susurro o el gemido libidinoso y la penumbra cómplice. 

   Tantas veces actuamos como si el contacto con otra piel nos fuera a devaluar. Nos volvemos intocables. Estatuas de frío concreto. La única forma de valorar nuestra piel (piel de epidermis, de látex o de seda) es haberla probado sobre otra piel. No se puede valorar lo que no se conoce. Hacernos cargo de la sensibilidad táctil en el sexo es poner en marcha la más poderosa de las conexiones. 

   La piel deseada se convierte en oro a cada toque. Cuenta la leyenda que el rey Midas transformaba en oro lo que tocaba. Nuestro toque no será el de Midas pero en cada caricia podemos vivirlo con la expectación de que estamos entregando un momento singular e irrepetible a cada ser humano que estemos tocando.




viernes, 17 de julio de 2015

10 Sensuales y Femeninas. La Escuela Sissy de Mistress Roxy







   La vida de una madame y las actividades que desarrolla una directora de escuela para sissies son muy similares. Básicamente, de lo que se trata es de saber atraer a las chicas, después se requiere conducirlas con habilidad para que perfeccionen sus capacidades y de tanto en tanto testear sus progresos sometiéndolas en íntimas sesiones privadas para que no olviden quien es la que manda. Pastorear mi rebaño de sissies no me resulta un gran esfuerzo: entre el entusiasmo de las chicas por ingresar, la necesidad de las Amas de contar con un eficiente servicio de sissies bien entrenadas y la generosidad de los inversores por financiar las actividades, les aseguro que dirigir una escuela sissy es mucho más placentero, agradable y relajado que regentear un night club

    Me place saber que mi escuela cumple con una noble misión: toda aspirante a sissy debe aprender a comportarse como una putita sumisa y obediente para así poder satisfacer las refinadas demandas eróticas de su Ama. Para lograr con éxito nuestro objetivo, la escuela cuenta con un magnífico plantel de sádicas y sensuales profesoras especializadas en feminización. En siete cursos, las chicas aprenden todo lo necesario y luego se entrenan para el viaje de fin de curso donde demuestran su evolución y su nivel alcanzado.

    Sean bienvenidas todas las chicas nuevas que ingresan y ya mismo les presento a las profesoras de nuestra institución y a las clases que dictan. 10 Sensuales y Femeninas. La Escuela Sissy de Mistress Roxy.



Clase 1. Investigando en la biblioteca. 

Algunas Amas exigen que sus sissies se comporten como verdaderas geishas en el arte de la conversación. La formación intelectual de la sissy se vuelve entonces muy importante y muy a menudo deben consultar nuesta biblioteca durante su período de entrenamiento. Nuestros inversores se han esmerado en regalarnos una nutrida colección de libros de sus propias colecciones a cambio de poder contemplar el trabajo de nuestra bibliotecaria. La profesora Laure Sainclair, la reina francesa del porno de los años noventa, es la encargada de buscar los libros en los altos estantes y de enseñarles a las alumnas más novatas la correcta forma de hacerlo.


 



Clase 2.  Aprendiendo a brindar atenciones.

Es posible que tus tareas de esclava sissy no se limiten a complacer a tu Ama sino que también debas estar siempre dispuesta a ser prostituida y atender sexualmente a otros hombres. La profesora Ursula Andress y uno de nuestros voluntarios ejemplifican en esta clase la actitud de servicio y disciplina que nuestra escuela espera de una sissy cuando asume su roleplaying como sexy nurse.  








Clase 3.  Vistiendo tu uniforme. 

La french maid o la mucama francesa es el estereotipo sissy por excelencia y no hay alumna en mi escuela que no sueñe con una vida de sissy egresada sirviendo a su Ama mientras luce el más sexy de los trajes de mucamita. La profesora Elizabeth Hurley lo sabe y ella es quien te guía en esta clase en donde te enseña a llevar con gracia tu vestido de doncella para que seas la delicia uniformada de tu Ama y de sus sádicas amigas cuando debas servirles el té de las cinco.






Clase 4.  Cómo pagar las cuotas. 

Una sissy debe saber como pagar por su cuenta las cuotas mensuales de la escuela pero sin perder el toque femenino que ha ganado tan satisfactoriamente en las clases anteriores. Conocedora de sus necesidades, la escuela abre por las noches el salón de actos en donde las alumnas muestran sus habilidades recién aprendidas a cualquiera que desee verlas y que esté dispuesto a hacer aportes que financien sus estudios. La profesora Salma Hayek es la encargada de ilustrarlas en el noble arte de ganar dinero al estilo sissy; meneándose y haciendo mohines en el poledance,  haciendo globos con su chicle y sacudiendo sus colitas de colegiala.





Clase 5. Lavando el auto.

Una de las tareas prácticas que toda sissy debe aprender a cumplir cuando sale a la calle es lavar el auto de su Ama en forma sensual y femenina, lejos de toda la rudeza típica de las tareas masculinas. La profesora Cameron Díaz nos muestra el look y la actitud que mi escuela exige para las sissies que ya superaron las primeras lecciones y se atreven a exhibirse como tales a pleno día.







Clase 6. Luciendo tacones. 

Casi todas las sissies aprenden desde muy chicas a subirse a los tacos altos de sus primas o hermanas pero muy pocas saben como hacerlo en público y menos aún, bailando. Sissy querida, no temas, la profesora Natalia Oreiro te acompañará en este difícil trance para que aprendas a moverte con elegancia y tus piernas se vean más femeninas que nunca. No hay vuelta atrás, cuando superes esta prueba de fuego y sepas enfrentar al mundo con seguridad desde alturas de vértigo, ya podrás mirarte al espejo y sentirte una chica como aquellas que tanto admiras.
 






Clase 7.  Entrenando.

La escuela obliga a las aspirantes a cumplir con un riguroso programa de entrenamiento físico desde el primer día que ingresan. Pero no todas son lágrimas en ese tremendo esfuerzo; también hay momentos de diversión mientras las chicas se ejercitan y modelan sus cuerpos, preparándolos para la feminización total. La profesora Beyoncé, nuestra trainer de excelencia, te muestra en este video una divertida sesión de gimnasia en rollers, con mucho perreo y llena de glamour sissy.





Curso 8. Preparándose para el viaje de graduación. 

Finalizadas estas siete clases, la aspirante a sissy encara la recta final de su adiestramiento. La escuela trabaja sobre su físico y su personalidad sin escatimar gastos con el fin de que llegue de la mejor forma posible al viaje de fin de curso. Este corto video de Wonderbra te muestra algunas fases en la evolución de algunas de nuestras egresadas.









Curso 9. Comportamiento en el avión.

Lo más difícil ya pasó y los nervios quedaron atrás. Pasaje en mano, las chicas suben al avión entre risas, excitadísimas y chequeando por última vez su uniforme y su make up. Saben que durante el viaje, deberán estar al servicio de los deseos y fantasías del resto de los pasajeros varones, los mismos que han hecho generosos aportes a mi escuela durante todo el año para cumplir su fantasía de ser atendidos durante un viaje en avión por un grupo de complacientes y divertidas azafatas sissies.









Clase 10. Modelando en Londres.

Nuestras chicas ya se comportan como perfectas graduadas y se lucen paseando y fotografiándose muy femeninas como topmodels en Londres. Ellas ríen, gozan y disfrutan cada momento: se lo han ganado después de un año lleno de exigencias y duro entrenamiento. A su regreso, sus Amas las esperan impacientes; saben que una sissy graduada en mi escuela les garantiza un servicio de excelencia para todas sus demandas y seguramente recomendarán a sus Dóminas amigas que no pierdan más tiempo y envíen a sus sumisos a prueba a mi escuela; la  Escuela Sissy de Mistress Roxy.






domingo, 12 de julio de 2015

Alicia, hace ciento cincuenta años.



   La entrada al país de las maravillas que Lewis Carroll creó para Alicia se encuentra en Oxford. Concretamente en Christchurch, según la escritora Jenny Woolf, autora del libro Los misterios de Lewis Carroll. Una pequeña puerta de madera divide el parque donde jugaba la verdadera Alicia, Alicia Liddle, con sus dos hermanas  del jardín de la catedral, cuya entrada les estaba prohibida.
   También fue en Oxford donde, un 4 de julio de 1862, Lewis Carroll dio rienda suelta a su imaginación para inventar un relato que entretuviese a las tres pequeñas hermanas Liddle durante una navegación por el río Támesis. Por ello, cada 4 de julio los personajes de Alicia en el País de las Maravillas toman las calles de la ciudad inglesa para celebrar el día de Alicia. Este año tendrá una connotación especial: se cumplen 150 años de la publicación del libro de Carroll.
   Como fan de Lewis Carroll y Dómina de un marido sumiso bautizado cheshirecat, no podía dejar pasar por alto esta fecha. En julio, no solamente en Oxford sino también en Sado, Sensual y Femenino festejamos los ciento cincuenta años de nuestra nena. La fiesta es a mi manera: con las Alicias más sexies y eróticas salidas de la pluma de algunos de mis dibujantes favoritos, rodeadas de lascivos conejos, gatos, naipes y sombrereros. Un verdadero país de maravillas.




















































lunes, 6 de julio de 2015

Joan Collins, la Señora del glamour













We didn't write Joan Collins. She played Joan Collins.

Aaron Spelling.

   











 
   Le corresponde a Aaron Spelling, guionista y productor ejecutivo de Dynasty, el honor de haber definido con palabras tan certeras al carácter Femdom de una mujer. No quise traducir la frase por temor a perder el énfasis que el idioma inglés le otorga a su significado. Una Dómina no puede responder a un libreto. Es ella misma o no es. No  inventa un personaje, vive una persona.

   We didn't write. She played.

   En el mismo reportaje, Spelling continuaba diciendo que él y el resto del staff de Dynasty establecieron para el personaje de Alexis Colby un carácter y una personalidad que podría haber sido intentada por cincuenta actrices pero cree que cuarenta y nueve de ellas hubieran fallado. Y reconocía sonriendo y refiriéndose a Joan: She made it work. Ella lo hizo.

   A principios de los ochenta, el estereotipo de la femme fatale parecía agotado y pasado de moda. Hasta que a fines de la primera temporada de Dynasty, cuando el rating de la serie no era el esperado y el futuro se presentaba amenazador, la ex esposa de Blake Carrington, la señora Alexis Colby apareció en la pantalla por primera vez. Tan sexy y bella como intrigante, Joan - Alexis multiplicó la audiencia desde la segunda temporada y estableció un nuevo standard para las villanas gracias al toque perverso de su madura seducción, irresistible para hombres más jóvenes. Ella supo como ninguna otra explotar la actitud de la clásica bitch que utiliza su atractivo para sacar ventajas y combinarlo letalmente con la cougar, la mujer puma, la desprejuiciada devoradora de masculina carne joven con la que tanto me identifico. Y si al combo le agregamos la más glamorosa y soberbia de las elegancias, el resultado no puede ser otro que femeninamente explosivo. 

   I think you always have to use certain parts of yourself in any role. Quite frankly, I've always preferred playing somebody with balls.

  En septiembre del año pasado, la revista Vogue, en su edición española reporteó a Joan, visitándola en su departamente londinense en el elegante barrio de Mayfair. El título es ejemplar: Esto es Hollywood. Allí descubrimos que a sus casi ochenta años, Joan sigue siendo la misma que una vez dijo que de lo único que se arrepentía en la vida era de un par de maridos. La periodista inicia la nota con la siguiente frase: Sus descaradas declaraciones que remata con un coqueto fruncido de labios refrendan esa fama grand luxe que no admite réplica. Y todo sea dicho, tampoco es que nos importe lo que haya de cierto en ellas. Porque otra de las cualidades que se les atribuye a las de su clase es la de estar por encima del bien y del mal. Ellas no dicen mentiras. Lo que ellas dicen se convierte en verdad. Amén

    Lo que ellas dicen se convierte en verdad. Una sentencia Femdom para grabar en letras de bronce.

    El video que ilustra esta entrada dura más de diez minutos y la calidad de digitalización no es la mejor pero vale la pena recorrerlo segundo a segundo. Una lección en donde aprender como una grande dame luce su glamour fetichista para dejar una huella indeleble a su paso. Aquí están los mejores diseños que Joan lució en Dynasty. Una modelo imitada hasta el cansancio por muchas dragqueens en los años ochenta y por las mujeres y las chicas cross de hoy que también la disfrutan y aprenden de ella. 

- Qué te ha dado a ti el público gay?

- Siempre he tenido muy buenos amigos gays pero sólo me di cuenta de que era un ícono para ellos con el tiempo, cuando siempre que me presentaban a un gay, él decía. Oh Dios mío!! y se derretía.

- Ellos serán los que preserven tu memoria, más allá de Alexis, por los siglos de los siglos.

- Tú crees que siempre van a estar allí? Mira, me encantaría porque eso significaría que seré inmortal!

   Es que las diosas no tienen un tiempo,  son eternas.







Fuente: Vogue España, septiembre 2014. 

jueves, 2 de julio de 2015

Jean Paul Gaultier en París











   Erase una vez un muchacho francés de diecisiete años que soñaba con diseñar para la alta moda. Desde muy chico, se había sentido atraído por la sedosidad y la belleza de la antigua corsetería que solía encontrar en los cajones del venerable armario de su abuela. El muchacho tenía además de sus sueños, el talento, el desparpajo y la suerte de estar en el lugar y el momento correctos. Así fue como logró ingresar a la Maison Cardin, tras haber impresionado al propio Pierre, haciéndole llegar unos bocetos de sus futuros diseños. Fue en 1970 cuando comenzó su carrera y para 1976 ya tenía su propia casa. A fines de la década, la fama de Jean Paul Gaultier crecía y ya era el enfant terrible de la alta moda parisina.

   Pasó mucha agua bajo los puentes del Sena hasta este 2015 en donde el Grand Palais de París vuelve a rendirse ante su genio y lo homenaje desde el 1 de abril hasta el 3 de agosto con una exposición de sus más grandes creaciones. Bautizada De la rue aux etoiles, from the sidewalk to the catwalk (que podríamos traducir De la calle a la pasarela) la exhibición es una deliciosa mezcla de haute couture y pret-a-porter, femineidad extrema, fetichismo y sexo donde abundan sus vestidos y trajes emblemáticos, piezas inéditas, fotografías, filmaciones de sus desfiles, croquis y dibujos de su propia mano más el aporte de las sensuales madames, íconos de la cultura pop, que modelaron sus diseños. De todas ellas, seleccioné para este calendario de Julio a algunas de sus musas; Dita Von Teese, Rihanna semidesnuda bajo atrevidos diseños de transparencias, Lady Gaga con el look sadofetichista de Born this way, Kylie Minogue con el corset futurista de la Aphrodite's Tour y por supuesto, la fabulosa corsetería que JPG inmortalizara sobre el cuerpo de Madonna: el famoso bustier dorado con senos cónicos del Blond Ambition Tour sobre el que ella se masturbaba durante Like a Virgin y el negro desmontable del más reciente MDNA Tour, que lucía con guantes negros operagloves en Vogue.




Enero. Madonna




Febrero. Dita



Marzo. Rihanna




Abril. Kylie




Mayo. Dita



Junio. Madonna



Julio. Gaga




Agosto. Dita



Septiembre. Rihanna



Octubre. Madonna



Noviembre. Rihanna



Diciembre. Dita



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...