jueves, 29 de septiembre de 2016

Derechos y consensos en BDSM





   En los foros y las comunidades BDSM, nunca falta un grupito de hombres que dicen ser dominantes y se consideran investidos de una misión: impartir enseñanzas. Uno de los temas que más suele preocuparles es la aparente vulnerabilidad de los sumisos en las relaciones de dominación y sumisión. Esta gente supone que del otro lado hay sólo observadores ingenuos que deben ser educados y advertidos de los riesgos que están corriendo.

   La doctrina oficial que suelen enarbolar como bandera, afirma que dominar implica un ejercicio responsable por parte del dominante de un poder cedido por la parte dominada. No existe un poder propio del dominante; el dominante sólo puede ejercer el poder que el sumiso le ha concedido, de forma voluntaria y consciente. Así es como la parte sumisa conserva la potestad de permitir sólo lo que le agrada.

   El punto débil de la doctrina oficial es que nadie ignora que existen personas dueñas de un poder seductor que son capaces de ejercer una fuerte atracción sexual sobre otras. A diferencia del anterior, este poder no es consensuado pues el seducido no tiene argumentos para consensuar sobre la seducción de la que es objeto. Si el seducido es un hombre, dichas personas suelen pertenecer a la categoría de minas lindas, mujeres bellas, minones que están muy fuertes, diosas, gatos, etc.Toda la vasta mitología que endiosa a la femme fatale en la literatura, en el cine y en la música tiene su punto de apoyo en el innegable poder erótico que emana de muchas mujeres, una letal combinación de belleza, desprejuicio y sex appeal, que su dueña lleva consigo dondequiera que va, ejerciéndolo de la forma en que se le antoja.

   El ejercicio de un poder así, desde su naturaleza arbitraria y sádica, suele ser etiquetado peyorativamente como manipulación. Con la excusa de que el sumiso debe ser protegido de eventuales abusos (parece que son tontitos que no se dan cuenta en donde se están metiendo), todo ejercicio de dominación que no esté pautado bajo reglas de consenso es considerado por el grupito de maestros del BDSM como manipulación y está asociado al abuso. Si no hay consenso es abuso, repiten una y otra vez, como papagayos bien entrenados.

   Muchas mujeres dominantes consideramos que avasallar y someter son los aderezos sádicos sin los cuales la dominación perdería lo más delicioso de su sabor. También usamos Internet a nuestro antojo sin aceptar moderaciones ni reglas, proclamando nuestra convicción de que así es como nos gusta. Esto último les resulta especialmente desagradable al grupito de maestros y no me extraña pues lo que siempre ha resultado insoportable en Sade no es la descripción morbosa de las torturas y las orgías sino la explícita reivindicación de una ética del mal.

   Los sumisos manipulados o simplemente seducidos no están obligados a caer bajo los encantos de las Dóminas. Son adultos y conocen los riesgos que corren. Nadie los obliga a jugar pero si quieren hacerlo, Nosotras establecemos las reglas. Tu juego como sumiso o sumisa puede empezar sólo cuando entendés que perdiste todos tus derechos menos el de retirarte. Creo que no hace falta aclarar que si decidiste retirarte, será muy difícil que puedas volver a entrar. Te quedará como consuelo intentar suerte con alguna de las amas que aceptan las pautas y las reglas inventadas por los amos del consenso.



5 comentarios :

  1. Me encanta leer una opinión tan distinta a las que suelo encontrarme.

    Me hace sonreír.


    Por fin hice la entrada que tenía pendiente, que empieces bien la semana ;)

    http://daphnesintabues.blogspot.com.es/2016/10/dedicaciones-i.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo agradezco mucho, hermosa Daphne!Allá vamos por la vida, las dos...

      Eliminar
    2. Que bonitas sus palabras sra, estoy de acuerdo sra

      Eliminar
  2. Cuando hay amor no hay problema porque no existirán abusos. Pero el amor no siempre se da y es entonces cuando tarde o temprano aparecen los abusos...

    Por eso, en todos los terrenos, el ser humano ha tenido que luchar para obtener derechos, para evitar así los abusos. de ahí la necesidad del imprescindible consenso, en todo.

    Derechos laborales, derechos de la mujer, libertad, igualdad, fraternidad, etc...

    Sade escribía muy bien y era un gran provocador como buen géminis, pero también estaba loco. Y es que a los géminis les da por poner a prueba a los demás y si estás loco mas todavía.

    Un saludo cariñoso.

    P.D. Y no olvides que cierto porcentaje de la humanidad carece de empatía por los demás. Los psicópatas lamentablemente existen, y son de ambos sexos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los derechos existen. Por eso, para muchos es tan excitante perderlos en situacione ssexuales y para otras, actuar en el sexo como si esos derechos no existieran.

      Por supuesto, nadie dice que ese deba ser tu caso.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...