domingo, 7 de mayo de 2017

Sumisión masculina; adoración y embeleso






   Qué caracteriza a los sumisos varones de Amas mujeres? Cual es el elemento en común que los unifica y los describe como sumisos?

   La diversidad de gustos, fantasías y experiencias que los muchachos acumulan es tan grande como variada. Están quienes fantasean con la sissificación pero entre ellos tenemos distintos grados posibles; desde ser forzados sádicamente a la feminización hasta ser una suave y complaciente sumisa fetish girl de su Ama, sin olvidar a los que sólo sueñan con convertirse en la amante lesbiana de su esposa. Están los que ansían experimentar la sodomía, están los que se excitan con ser castigados y sufrir restricciones, están los cornudos que sueñan con casarse con la más puta de las novias y ser humillados en su misma noche de bodas. Un mundo aparte lo conforman los sumisos fetichistas. Ciertas prendas de vestir en el cuerpo de una bella dama combinadas con ciertas actitudes típicamente femeninas los lleva al borde del éxtasis. 

   Es posible con tanta diversidad encontrar un elemento que sea común a todos?  

   Mi esclavo - marido cheshirecat suele afirmar que  todos los sumisos necesitan adorar a la Mujer.

   Todos tenemos gustos, prácticas favoritas, formas distintas de personalidad, somos masoquistas o no, fetichistas en mayor o menor grado, somos moldeados por nuestras Amas o buscamos un Ama que se adapte a lo que fantaseamos, pero hay algo que creo nos caracteriza a todos.

   No nos alcanza con tener acceso o cercania a una mujer que nos resulte atractiva, sea como marido, novio, amante o simplemente sumiso para sesionar (con o sin sexo). Necesitamos algo más para gozar y ese algo más es que Ella nos regale la posibilidad de adorarla. Nos gusta de algún modo adorar a la Mujer, embelesarnos ante Ella.

   Para mi cheshirecat, lo que los varones buscan es embelesarse en la presencia femenina. Si las mujeres no les provocamos ese embeleso, la relación Ama - sumiso no prosperará. No habrá belleza, sexo, inteligencia o fetiche que pueda compensar la falta de ese embeleso.

   Suele ocurrir que cuando el hombre se embelesa ante su Ama, no le alcanza con la sesión sado. Siempre va a buscar más. Va a intentar de todas las formas posibles que ese sentimiento amoroso de adoración se extienda a todos los territorios posibles a los que ella le permita acceder. La dominación financiera es una expresión de ese deseo masculino de adoración porque los hombres encuentran perfectamente lógico que su embeleso por la dama se traduzca en servicios, regalos y acciones concretas de servidumbre.

   Cuántos varones con fantasías sumisas han intentado fabricarse su propia señora dominante y han fracasado porque de algun modo ella no supo o no pudo provocarles esa sensacion única de embelesarse ante su presencia?

   Nos gusta de algún modo adorar a la Mujer.

   Cuando leo los comentarios y fantasías de tantas sumisas que sueñan todavía con el amo príncipe azul, me vienen ganas de contarles que en este reino, Nuestro reino, el reino de la dominación femenina, las mujeres vivimos rodeadas y adoradas por los últimos románticos. Y no es un regalo que nos cayó del cielo, hemos sabido ganárnoslo. 





12 comentarios :

  1. Tu post dice exactamente lo que vengo pensando últimamente.Cuanto más fácil es encontrar el hombre que adore a la mujer entre los sumisos para una mujer dominante.Las sumisas buscan el hombre que les demuestre su amor , que las valore, y si se dieran cuenta que hay distintos tipos de sumisos y que una mujer que logre cautivarlos podrá lograr tener ese paraíso que buscan.Claro..Pero para ello la mujer tiene que tener actitud..Como tenían Cleopatra, gatubela , y tantas otras .
    Como siempre co inciso mucho con tu forma de pensar.
    Saludos

    Helena de Troya

    ResponderEliminar
  2. ""Embelesado"". Llevo mucho tiempo queriendo encontrar una bella definición de lo que siento por mi Esposa. Muchas gracias a usted y a su marido por ayudarme a encontrarla.

    ResponderEliminar
  3. ES una extensión esperable del instinto con que evolucionamos los hombres, Señora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el orden natural de las cosas, que no debe ser ensuciado ni perturbado.

      Eliminar
  4. Su marido está en lo cierto, la adoración de la mujer y de todo lo femenino que ella lleva consigo es una característica en la que todos los sumisos coinciden. Se puede querer ser ella, comportarse como ella, servir sumisamente a ella, aprender de ella, rendirse a ella, envidiar a ella...pero "ELLA" siempre está allí, en el interior. Sin "ELLA" no hay más que la nada.
    Besos Mistress.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Sin "ELLA" no hay más que la nada"

      ...y no pude agregarle ni una palabra más.Perfecta definición.

      Eliminar
  5. Comparto todo lo que dices, lo mío es adoración sólo y exclusivamente hacia la mujer, me encantaría que mi jefa fuese una mujer, para mi es un placer servir y complacer de algún modo a las mujeres porque sois lo más bello y lo más auténtico que exite en el mundo. Diosas de la creación!!
    Besitosss

    ResponderEliminar
  6. Gracias. Qué bien se define lo que llamaría el cordón umbilical que nos ata a la supremacía femenina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los tenemos embelesados. Así es desde tiempos inmemoriales. Es inútil luchar.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...