viernes, 3 de octubre de 2014

Privilegios y jerarquías







   No niego que suelo ser sádicamente manipuladora. Me aprovecho de mi condición femenina para obtener lo que quiero, cuando quiero y como quiero. Los lujos no me generan culpa sino todo lo contrario; siento que merezco ser siempre tratada de una forma única.

Mistress Roxy.  



   No me gusta el gris para vestirlo y no me gustan los que van de grises por la vida. O estás sometida/o ante mi poder o no lo estás. Y si lo estás, algo de tu sometimiento permanece cuando la sesión o la fiesta sado ha terminado y te despides con un brillo de agradecimiento en tus ojos por los momentos vividos. No me interesa el estricto protocolo en sesión que se deforma en igualdad cuando termina la misma. La existencia de jerarquías es uno de los motores de mi placer. Me gusta encabezar la cadena alimenticia, gozo con ser Tigresa Blanca y servirme del chi sexual de los dragones, me entretiene hacer uso y abuso del deseo heterosexual masculino, me excita feminizar a una sissy en una fiesta hasta el extremo de ofrecerla como putita a los machos presentes, me divierte salir de cacería por reservados swingers en busca de cebritas y gacelas, tan dulces como femeninas. No invento un personaje para la ocasión que después termina disolviéndose: disfruto sin reparos de una forma de vivir el sexo que es propia de una mujer madura que sabe lo que quiere.

   Yo pertenezco a la raza de mujeres dominantes que buscan establecer jerarquías sustentadas en su femenino poder de seducción, que sólo concurren a las fiestas en donde dicha jerarquía es reconocida y que sólo aceptan rodearse de hombres que saben cortejarlas y no ofrecen reparos para cumplir con  todo lo que ellas requieren y exigen de acuerdo a sus deseos del momento y de acuerdo al estilo de  vida que consideran propio de su condición. No somos una fantasía: somos reconocidas como tales por el mundo aunque el BDSM, que debería ser nuestro territorio por excelencia, se muestre reacio a aceptar una realidad  tan evidente.

   Los cromosomas no tienen privilegios. Con esta frase lamentable, pasó a la historia uno de los más distinguidos charlatanes del patético ambiente BDSM local. Parece que a los cultores de la mediocre igualdad les molestan los privilegios que las damas sabemos obtener para gozarlos en nuestro favor. Pues claro que les molestan. Lo más indignante de ese discurso falaz es la presencia constante de mujeres llevando adelante la bandera de una supuesta moral igualitaria, bandera bajo la cual proponen que todas deberíamos alistarnos en una especie de cruzada militante, renunciando a nuestros femeninos privilegios en nombre de una nebulosa dignidad.   

   Cruel Dama dijo una vez que el modo perfecto de vivir es aquel en donde cada uno está en su lugar: algunos sirviendo y Otras siendo servidas. Muchos hombres y también algunas mujeres insisten en que debemos bajarnos del caballo para marchar a pie junto a los que reclaman igualdades y derechos. Otros en cambio se dedican a gozar nuestra superioridad viéndonos cabalgar libres y poderosas. Estos últimos son elitistas y mucho más sutiles. Saben que la existencia de jerarquías es inherente a toda sociedad y han elegido disfrutar la compañía de las Señoras poniéndose a su servicio. Vos elegirás de que lado ubicarte. Mientras tanto, Yo cabalgo mirándolos y escuchándolos a todos y no necesito que nadie me cuente quienes son los más felices.





6 comentarios :

  1. Magnífico post, Mistress Roxy, no puedo añadir más que mi agradecimiento por la mención.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El agradecimiento es mio, Cruel y Bella Dama. Tu sitio es como una pantalla que nos permite ver como es en tiempo real , la vida de una dominante en nuestro idioma..que mas se puede pedir!

      Eliminar
  2. Siempre orgullosa de mi condición y para mi es un privilegio estar a sus pies para lo que ordene, si es para lucir los vestidos y tacones más glamourosos me pido la primera!!! Siempre a tu lado, disfrutando de la Reina más grande y enriquecedora.
    Magnífico post querida Mistress Roxy, besitosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que se haga, Merceditass, siempre en tacones altos!

      Eliminar
  3. Soy hombre, y nada me atrae más que una Mujer que se siente superior a mí y sabe aprovechar su atractivo sexual para lograr lo que desea. Si se tiene una ventaja, ¿por qué no usarla? Me parece un error de grandes dimensiones que muchas Mujeres luchen en contra de sus privilegios. Lo tienen todo para tener el mundo a sus pies. Felicidades por el blog. Cariños.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...